Días 6 al 9 de Diciembre 2001

Con motivo del pasado puente de la Constitución, el Club Scorpio de aventuras organizó una nueva y excitante aventura a uno de los lugares más bonitos y desconocidos de Marruecos, como es el impresionante macizo montañoso de Atlas Medio con el Jbel Bou Iblane y el Jbel Bu-Naceur, dos montañas que superan en mucho los 3.000 m de altitud. Esta nueva aventura de alta montaña, a pesar de la situación política mundial que se atraviesa, no impide que un numeroso grupo formado por treinta y ocho personas ( hombres y mujeres ) amantes de la vida al aire libre, la naturaleza, y la aventura, pasen unas bonitas jornadas en convivencia y armonía.

CRONOLOGÍA DE LA RUTA

Día 6

7,30 horas. Los participantes reunidos en la Plaza de España después de los consiguientes saludos, bromas, y recibir las instrucciones y orden de salida emprenden la marcha hacia la aduana de Beni-Enzar. La expedición formada por diecisiete vehículos 4x4 de diferentes marcas, y sus ocupantes, pasan los tramites aduaneros sin ninguna dificultad gracias a la colaboración prestada por las autoridades de la misma; la encabezan dos directivos de Organización que arrastran los carros con el material logístico para el montaje de la acampada de alta montaña. La primera parada la efectúan en la ciudad de Taza, donde se aprovecha la misma para efectuar algunas compras, como puede ser pan, verduras, etc. Sobre las 13,30 horas, a unos tres kilómetros antes de llegar al pueblo de Tahala, se hace una parada de una hora para comer, etc..etc..., en Ribat-El-Kheir la Organización efectúa la parada para que los vehículos llenen sus depósitos de combustible; seguidamente comienzan la subida hacia la montaña. Las vistas y paisajes son impresionantes, los encinares, sabinares, quejigares, pinares, y por último cedrales, etc.. se van continuamente alternando, dándole a la ruta una belleza impresionante. La carretera aunque estrecha y con algunos baches se sobrelleva sin ninguna dificultad. Ya sobre las 16,45 los expedicionarios después de subir una pequeña y estrecha pista llegan a la casa forestal de Tafferte, donde Rachid jefe forestal y buen amigo del Club Scorpio les esperaba. El montaje de la acampada se efectúa rápidamente, gracias a la colaboración y espíritu de compañerismo de los asistentes que en un abrir y cerrar de ojos montan el enorme pabellón común y cocina, con celeridad y precisión. Sobre las 20,00 horas se reúnen todos en el pabellón, instalando sus mesas y sillas en el mismo, y colaborando en la elaboración de un suculento caldero que iba a hacer más llevadera la fría pero preciosa noche en la montaña ( 4º sobre cero ). Después velada nocturna, villancicos, los consiguientes pelotazos y a dormir.

Día 7

10,30 horas. Tras un copioso y reparador desayuno, los participantes parten en sus vehículos 4x4, a explorar las zonas más recónditas e inaccesibles de la cadena montañosa. Después de un recorrido de varios kilómetro a trabes del cauce de un río , tienen que desistir ante la imposibilidad de seguir, a causa de unos desprendimientos de piedras producidos por las lluvias recientes, por lo que deciden montar la zona de acampada en el mismo lecho; paseos, senderismo, estudio de las plantas, y recogida de bayas comestibles etc.. son sus actividades; después una sabrosa paella cocinada en común calma sus hambrientos estómagos. Sobre las catorce horas inician la exploración de una pista que sube a trabes de una estrecha, sinuosa, pista que discurre por cedrales milenarios y que les lleva a un precioso manantial de heladas aguas, donde refrescan sus gargantas y recuperan la adrenalina gastada durante la larga ascensión. Ya devuelta al campamento, tras las tertulias, bromas, y los consiguientes comentarios de la jornada, se procede entre todos a la elaboración de un sabrosísimo cocido, después, juegos lúdicos, y la consiguiente fiesta nocturna, con cantos de villancicos propios de la fecha en que nos encontramos. La noche es fría ( 4º ) el cielo luce en todo su infinito esplendor, y los aventureros metidos en sus confortables sacos de dormir dentro de sus tiendas sueñan con nuevas y apasionante aventuras.

Día 8

10,30 horas . Se vuelve a partir, esta vez hacia Bou Iblane, donde los participantes tras una larga subida consiguen llegar con sus vehículos a la nieve que aunque escasa, hubo algún que otro pelotazo. La parada para comer se hizo frente a una estación de remonte ( sin funcionar ), después nuevo recorrido con visita a un antiguo refugio de montaña. Ya por la noche se sirvió sopa de ajo, y la consiguiente velada nocturna.

Día 9

8,30 horas. Tras la recogida de sus tiendas y enseres los componentes del grupo vuelven a demostrar su excelente espíritu de camaradería al desmontar el campamento y cargar los carros en un tiempo record; poniéndose el grupo en marcha sobre las 10,30 horas. El regreso se efectuó por Ribat-el-Kheir, unos kilómetros antes de tahala hacia el Este pasando por una presa no señalada en los mapas , y saliendo por Bab taka, enlazando con el Parque Nacional de Tazzeka, donde después de recoger unos sabrosos madroños, los participantes pararon para comer, unos kilómetros antes de Bab Boudir, regresando sin novedad a nuestra ciudad sobre las veinte horas, contentos y preguntándose ¿ para cuando la próxima?