Una vez más el Club Scorpio de Aventuras, finalizó su aventura cosechando otro éxito más en sus múltiples salidas y actividades.
Con una participación de cincuenta y tres vehículos y ciento cincuenta y tres personas la expedición partió hacia Issaguen (Targuist) desde la frontera de Beni Enzar el Jueves día 09-04-09 a primeras horas de la mañana emprendiendo la marcha  por la nueva y bonita ruta de la costa rifeña.
Los amantes de la historia disfrutaron de ella, ya que la misma discurria por lugares y sitios de un entrañable valor histórico donde se desarrollaron gestas heroicas (por ambas partes) del pasado reciente que no deberían caer en el olvido.
Según se iba avanzando se iban dejando atrás las márgenes de monte Mauro, Dar el Quebdani , Afrau ( con su pequeño puerto  pesquero de reciente construcción), dejando a su izquierda en la lejanía las heroicas y legendarias posiciones de Annual, Izzumar, Iqueriben, Talilit, etc.., y cruzando el nuevo puente del río Amekran las de Abarran y Sidi Dris.
Tras dejar atrás el antiguo y bonito faro de Ras Tarf (Cabo Quilates) se hace entrada en el cruce a la ciudad de Alhucemas, el convoy sigue dirección Tetuán y tras unos doce kilómetros se coge el cruce hacia Cala Iris donde se visita Cuatro Torres de Alcalá y Cala Iris donde la Organización tenia prevista la parada para comer Después de un buen descanso y la visita a los lugares descritos la expedición partió hacia Beni Boufra; tras dejar este pequeño pero típico pueblo rifeño el convoy inició una sinuosa y serpenteante subida de unos 26 km , en la que tuvieron   frecuentes lluvias y tormentas acaecidas en este pasado invierno, riachuelos, desprendimientos, corrimientos de tierra, desviaciones etc.. Todo valió la pena solo por disfrutar de los esplendidos parajes y paisajes del autentico y profundo Rif ( solamente oscurecido de vez en cuando por una espesa niebla ), donde los habitantes y lugareños nos saludaban constante  y amablemente sin ninguna muestra de acritud por su parte.
Una vez ya en la general de Tetuán y tras unos 37 km el convoy hizo entrada en el pequeño pero típico pueblo de Issaguen, sobre las 17 horas. El hotel se encontraba a unos 500m de la misma.
Una vez ya el Hotel Tidghine les estaban esperando los miembros de la Organización donde les tenían como siempre preparados un bonito recibimiento con grupo folclórico, pastas y el ya tradicional te a la menta servidos por gentileza del Hotel.
Una vez repartidas las habitaciones se dio la tarde libre hasta la hora de la cena.
Viernes 10-04-09  
 Después de un buen desayuno la expedición partió en dirección Chefchaouen. El día amaneció lluvioso y nada apacible, pero eso no hizo mella en el ánimo de los expedicionarios curtidos ya en múltiples vicisitudes durante su larga andadura como club de aventuras, ¡al contrario!  Ese día lluvioso, con una espesa niebla que casi impedía la visión,  enaltecía a los participantes ¡ávidos! de aventuras y conducción en condiciones extremas.
Tras hacer entrada en la encantadora ciudad de Chefchaouen que es una ciudad de unos 39.000 habitantes enclavada al pié de dos montañas, muchos de los participantes que desconocían  la misma se creyeron trasladados como por arte de magia a uno de los numerosos pueblos de la serranía andaluza. Sus estrechas callejuelas, muchas de ellas en cuestas y escalonadas, encaladas en un azul tenue,  con sus soportales y sus numerosas masetas repletas de geranios y flores mediterráneas, sus churrerías vendiendo por la mañana sus apetitosos  ¡calentitos! enlazados en una tira de palma, sus bazares donde se pueden compra a buen precio múltiples productos de artesanía rifeña fabricados por sus numerosos y pequeños talleres artesanales (sobre todo alfombras, chilabas, pañuelos, maderas, plata,  etc…). Una vez aparcados sus vehículos en los aparcamientos del Hotel Atlas Chauoen, los visitantes se distribuyeron por grupos y se les dio la mañana libre para que pudiesen cada uno desarrollar las actividades que quisiesen . El día lluvioso no desanimó a los visitantes a realizar sus visitas y compras. La comida la efectuaron en los numerosos restaurantes existentes tanto de tipo europeo como los típicos marroquíes.
Ya sobre las 17:00h emprendieron el regreso con el ánimo de volver pronto a visitarla. No ya por la belleza intrínseca de la misma, si no también por la hospitalidad y calidez con que sus habitantes acogieron a los miembros de nuestro grupo. El regreso resultó una pequeña odisea ya que en los casi 100 km de vuelta al hotel, les pilló una espesa niebla, lluvia, barro y hasta agua nieve pero como siempre esas pequeñas vicisitudes se vieron acalladas por la alegría y el ánimo alegre de los miembros del convoy acostumbrados ya a sortear toda clase de adversidades.
Agradecer una vez más a las autoridades marroquies por la escolta de la Policia, que tanto a la ida como a la vuelta, nos acompañó para hacer más facil el tránsito del convoy en carretera.
Una vez en el hotel y tras una no muy copiosa cena se reunieron todos en el bar del mismo para comentar las incidencias del día y tomarse la correspondiente copita para terminar la jornada.
Sábado 11-04-09
Para ese día se tenia previsto la visita a El Jebha ( Punta Pescadores ), pero por haber estado nevando en Issaguen la noche pasada y amanecer lluvioso con agua nieve la Organización tras su reconocimiento dias antes y ya que la carretera, pista o como aquello pueda llamarse, decidió buscar otras rutas alternativas para salvar la integridad de los participantes ya que esta se encontraba impracticable, así que decidieron visitar los inmensos bosques de cedros, aunque también tuvieron que poner en practica su pericia para conducir por nieve y barro.
Tras la vuelta al hotel la dirección para compensar a los participantes por la escasez de la cena del día anterior, tuvo la gentileza de invitar a todos  los participantes en la Gran Haima Real, a unos esplendidos mechuis aderezados con ensaladas típicas rifeñas, música, y grupo folclórico,  donde los participantes se divirtieron de lo lindo, olvidando por completo las inclemencias del tiempo.
Por la tarde se dedicaron a pasear por los bosques inmensos bosques de cedros de los alrededores o  a visitar Issaguen (algunos quedaron desilusionados) ¡ que querían ¡ este es un pueblo de hombres y mujeres sufridos y duros, típico de Rif que han sido machacados este terrible invierno por fuertes lluvias e inundaciones, grandes nevadas que han mantenido incomunicados a su población muchos días. Los miembros de la organización también lo sufrimos, estando incomunicados como ellos pero con la calidez de la calefacción de un buen Hotel.
  Como siempre y tras las consiguientes reuniones, bromas, y tertulias en el salón del bar del hotel, se pasó a cenar ¡también resultó floja! – según lo acostumbrado por este club-.    Una vez acabada la misma y antes de empezar una fiesta que la Organización tenia programada - como sorpresa- se dio lectura  a una carta del presidente del Club Gregorio Hernández, con todos los votos a favor de  su junta directiva,  donde este nombraba a D. Alí Boufrouri (exdiputado por la Zona de Targuit ) Directivo de Honor del Club Scorpio de Aventuras, por sus numerosísimos servicios prestados, no solo a los miembros de este club si no  a cualquier melillense que ha recabado su  ayuda en caso de urgente necesidad.
Este que acudió a la cena junto con su distinguida esposa Mina, acogió el nombramiento con gratitud  emocionado por las circunstancias del mismo (no se lo esperaba) nos transmitió su gratitud y la de todo el pueblo  marroquí, en especial los de la zona del Rif y nos invitó a seguir promocionando este tipo de actividades y en especial el turismo a esta zona un poco olvidada, y a la que tantos valores y amistad nos unen.
Tras este emotivo acto la Organización invitó a los participantes a una excelente barra libre con la consiguiente música, durando la fiesta hasta las dos de la madrugada.

Domingo 12-04-09
Trás un  reconfortante desayuno, el convoy emprende el regreso hacia Melilla, esta vez lo efectúan por la carretera general de Alhucemas sin ningún contratiempo, haciendo la consiguiente parada para comer en una explanada cercana a la playa una vez pasada la misma y llegando a la Aduana de Beni Enzar sobre las 17 horas y preguntando ¡para cuando la próxima.

De destacar fue la excelente ayuda prestada por las autoridades competentes de cada Región que en todo momento estuvieron pendiente de la seguridad del trafico del convoy llegando incluso a acompañar al mismo en numerosos tramos del recorrido. Desde aquí nuestro profundo agradecimiento a sus Gobernadores.

También nuestro agradecimiento al personal del Hotel Tidghine  que a pesar de haber cometido algunos pequeños fallos (nunca habían recibido a un grupo tan numeroso) se desvivieron en todo momento por agradar y solventar los mismos con la buena voluntad de los participantes.