Días 11 al 14 de Octubre del 2.001.

Una vez más el Club Scorpio de Aventuras culmina con un clamoroso éxito su ultima aventura o viaje programado. Aunque la participación tanto de vehículos como de participantes, no llegó a la del pasado año debido a unas series de circunstancias, como pueden ser la situación política mundial, y en especial el día laborable que dividía el pequeño puente del Pilar en dos, consiguió una más que aceptable participación ya que los vehículos que intervinieron en el circuito sumaron un total de veintiuno, y personas participantes cincuenta.

CRONOLOGIA DE LA RUTA

Día 5 de Octubre

Presentación de la ruta, en el local social del Club Scorpio de Aventuras, donde los participantes recogieron un dossier de la ruta, pegatinas de la misma y un precioso chaleco negro con los distintos logotipos de las diferentes marcas comerciales patrocinadoras de la ruta. Una vez hechas todas las aclaraciones sobre los pormenores de la misma, se proyectó la grabación de la anterior ruta de los oasis y se brindó por su éxito.  

Día 7 de Octubre

8:00H. Parten la vanguardia de la expedición, formada por tres directivos de organización, encargados inspeccionar los recorridos y las nuevas rutas, como así mismo establecer los puntos de acampadas y visitar los hoteles e instalaciones, preparando los diferentes actos sociales, que aseguracen el éxito de la misma.

Día 11de Octubre

7:00 H. El día amenaza lluvia los participantes se reúnen en la plaza de España; el ambiente es excelente y el ánimo de los participantes grande, apareciendo como siempre las primeras bromas. Después de formar el orden del grupo, la organización da la salida, siendo las 7:15 horas, Los tramites de aduana y policía se pasan rápidamente, gracias a la excelente colaboración prestada por las autoridades del vecino país. La marcha de los vehículos es rápida y bien organizada. Los coches de organización y asistencia sanitaria y mecánica intercalados entre los participantes, y conectados entre sí, marcan la pauta del viaje. La lluvia pertinaz que desde Guercif había hecho acto de presencia se hace casi torrencial nada más pasar Outat-Oulad-El-Haj, teniendo que poner los participantes sus vehículos en conducción 4x4. En Missour primera parada para repostar, a partir del mismo la carretera se pone infernal por causa de las innumerables torrenteras de agua lodo y piedras que inundan la estrecha carretera; las parada para descansar la tienen que hacer dentro de los vehículos debido a la tormenta y frío que tenían encima, el termómetro marcaba 5º centígrados, pudiendo observar los participantes desde sus ventanillas las primeras nieves que coronaban los montes de Midelt. El ánimo de los participantes es grande, ya que esas vicisitudes hacen más atractiva y aventurera la conducción de sus todoterrenos. Ya a unos 16 kms dejando Midelt a su derecha, la situación se pone difícil, la lluvia torrencial y los grandes torrentes que bajan de las laderas de los montes cercanos hacen casi imposible la circulación; teniendo que pasar algunos tramos con ayuda de máquinas quita nieve que tenían que ir abriendo paso; es ahí donde la adrenalina hizo su aparición y los conductores tuvieron que poner a prueba su pericia y sus nervios, menos mal que la parada para comer, les vuelven a dar ánimos aunque tuvieron que hacerla en el interior de sus vehículos.

Sobre las 17:00 horas, la expedición hace su entrada en la bonita e inundada ciudad de Errachidia (tres años llevaba sin llover), una vez allí después de estirar piernas, comprar algunas cosas, y repostar sus vehículos, vuelven a ponerse en marcha, persistiendo las mismas condiciones meteorológicas, viéndose obligados a detener el convoy, a unos 10 kms durante más de una hora, debido a un corte total de carretera (fueron arrastrados varios camiones). En el referido lugar (al otro lado) los esperaban los directivos que días antes de habían destacado al lugar, informándoles que la zona de acampada escogida el la Fuente azul del Meski, estaba inundada, lo que hacia imposible montar el campamento; habiendo estos decidido con la ayuda y colaboración del Sr. Ettaiek Tayeb que se estableciera la acampada en la enorme y suntuosa haima real que había montada dentro del Kasba hotel Xaluca Maadid, pudiendo los que quisieran hacerlo en habitaciones suntuosas.

Día 12 de Octubre

10:00 H. El día amanece espléndido. Después de un reparador y buen desayuno los participantes emprenden la ruta hacia una nueva y sugestiva pista propuesta por Tayeb, que les llevaría a una zona desértica de unos paisajes impresionantes, visitando unas grandes canteras de fósiles, donde pudieron adquirir o buscar por ellos mismos los consiguientes recuerdos de la zona. Sobre las 13:30 horas llegan a un solitario oasis, donde acampan para comer y regar sus secas gargantas con refrescos y cervezas de sus bien aprovisionadas neveras. Sobre las 15:30 horas después de un buen merecido descanso, comienzan una travesía que discurría por dunas endurecidas por las lluvias pasadas, que hicieron las delicias de los conductores; después de rodear las grandes dunas de Merzouga , y de algún que otro atasco, los miembros del grupo llegan al hotel / casba tombuctu sobre las 18:00 horas, donde les esperaban un grupo folclórico de la zona, y unos humeantes y sabrosos té a la menta. Sobre las 22:00 horas, los componentes del club se reúnen en el amplio comedor del albergue donde les esperaba una excelente cena compuesta por los más variados platos típicos de la zona, y el tradicional mechui elaborado en los hornos bereberes, todo esto ambientado con folclore de la región, y regado con una gran sangría ofrecida por la organización, en las que fueron invitados a participar los miembros de otros grupos forasteros. A las 24:00 horas, reunidos en el exterior del albergue, a la luz de las estrellas, sonando la música de tambores y chiribias, tras las emotivas palabras pronunciadas por el presidente del club, con la voz rota por la emoción, pronunció el brindis prometido por todos a Antonio Sánchez "El Ibérico" sonaron los tapones de cava y las copas brillaron en la oscuridad levantadas en alto por EL y un fuerte y sonoro aplauso recorrió con su eco los palmerales y dunas de su querido desierto-. Tras el emotivo acto los participantes siguieron su fiesta hasta altas horas de la madrugada.

Día 13 de octubre

10:00 H. Tras el consiguiente y apetitoso desayuno, la expedición parte en dirección de Taouz, visitando unas antiguas minas de hierro (Mfis) y recorriendo la zona, parando para comer sobre 13:30 horas en un tranquilo y bonito oasis y disfrutando de unas horas de camaradería; a las 17: 00 horas, el grupo hace su entrada en el hotel/casba Xaluca Maadid, donde tras un bonito recibimiento y después de aposentarse en sus habitaciones, unos retozan en la piscina, otros visitan la boutique del hotel para efectuar compras y otros visitan Erfour que dista del mismo 5 km. A las 22:00 horas, un buffet digno de los más exigentes paladares, recibe a los participantes; al final del mismo, tras unas emocionantes palabras del Sr. Tayeb dirigidas a la memoria de Antonio Sánchez, hace entrega de una preciosa placa realizada con piedra fosil, para que perdure su recuerdo en la sede del club; como así mismo hace entrega de las llaves de oro del hotel al Club Escorpio de Aventuras, la cual es recibida con palabras de agradecimiento por el presidente del mismo Sr. Gregorio Hernández, el cual comunica al Sr. Tayeb que en reunión de junta directiva, se le ha nombrado socio de honor, y miembro activo de su junta diractiva, como pruebas de agradecimiento a los continuos servicios prestado al club. Tras estas palabras y por gentileza del SR. Francisco Alcaráz, distribuidor de Habana Club, se montó una pequeña barra, junto a la piscina y fue servido ron y cubalibres a discreción, celebrándose a continuación una bonita fiesta, con los consabidos baños nocturnos.

Día14 de Octubre

La expedición hace su salida de regreso a las 10:30 horas, en el bonito y típico de Aouffous, hacen una parada de una hora para adquirir dátiles y recuerdos de la zona, la parada para comer la efectúan a unos kilómetros pasando el pueblo de Rich, en una reserva de avestruces y gacelas, lo que aprovechan para las consabidas fotos de recuerdo; ya sin ningún contratiempo digno de resaltar, únicamente comentar el perfecto orden de llegada a la aduana de Beni-Enzar de los participantes que pasaron la misma sin demoras y con el ánimo preparado para la siguiente aventura.