Ruta sumamente atractiva y estrella de las rutas de nuestro club ya que en esta región nace y crece la verdadera historia de este gran país que es Marruecos.

Es por lo que este club todos los años por el mes de Octubre coincidiendo con el puente del Pilar programa un bonito viaje por toda la zona del Tafilalt.

Este año se presenta el referido viaje un poco más complicado ya que las terribles tormentas acaecidas durante el mes de Junio donde prácticamente las aguas barrieron en la ya referida zona cientos de casa, aduares, y albergues, causando las mismas varios muertos e inundando la zona; por consiguiente desapareciendo los ríos de arena y pistas conocidas convirtiéndolas en barrizales.

También en el mes de Septiembre las aguas han hecho aparición cayendo importantes lluvias en las mismas zonas, por lo que a un mes vista no podemos predecir como se encontrarán las pistas, lo que si podemos predecir es un bonito a aventurero viaje donde estoy seguro disfrutaremos de lo lindo y tendremos unas bonitas jornadas de convivencia y amistad.

1ª Etapa

Tras completar los lógicos tramites aduaneros, la expedición partirá hacia Nador por la carretera general, debiendo prestar especial atención a las señales de tráfico, ya que a pesar de ser una carretera de reciente construcción y de doble dirección hay tramos en los que no se pueden sobrepasar los 40 kilómetros.

El recorrido de la expedición Melilla-Guercif es puramente de tránsito discurriendo este por la carretera general P1 que se encuentra en bastante buen estado por lo que no haremos ninguna mención particular de ella, solamente añadir que al ser una carretera sumamente transitada, hay que extremar la atención sobre todo en los adelantamientos y en las distancias de seguridad. La primera parada la haremos en el área de servicios de Taurir donde se efectuará una estancia de 15 minutos.

Tras haber recorrido unos 164 kilómetros y a unos tres de Guercif la expedición girará hacia la izquierda tomando la S-329, llamada por muchos la interminable; carretera poco transitada que nos llevará hasta el cruce de Midelt pasando antes por Outat-Oulad-El-Haj y Missour.

Es en esta “interminable” (252 Km.), es donde los conductores deberán extremar la conducción, ya que esta es una carretera estrecha, desgajada por los laterales y con numerosos badenes y puentes (estos de reciente construcción) y en la que a duras penas caben dos vehículos turismo, por lo que aconsejamos que cuando se vea venir un vehículo le cedamos el paso apartándonos con el cuidado de que al volver a la misma lo hagamos transversalmente para no reventar los neumáticos.

Aconsejamos extremar estas precauciones durante los primeros cien kilómetros, después ya se va suavizando un poco la cosa a causa de las obras de ensanchamiento que se van realizando.

El paisaje que veremos durante el trayecto es puramente desértico, transcurriendo el mismo por una impresionante hamada en los que solo dos pueblos o pequeñas ciudades son dignas de mencionar, el primero a 130 Km., Outat-Oulad-El-Haj, pueblo típico bereber, eminentemente campesino y ganadero por el que pasea sus mansas aguas el Molouya, abasteciendo con las mismas sus numerosos huertecitos.

Prosiguiendo hacia el sur, y a unos 52 Km. nos encontraremos con Missour, un oasis de vegetación y frescor, regado también por las gratificantes aguas del Molouya; es en esta ciudad donde los vehículos de menos capacidad deberían de repostar, ya que existen varias gasolineras a ambas márgenes de la carretera.

Siguiendo en la misma y tediosa dirección y su paisaje estepario, llegaremos al cruce Errachidia- Midelt enlazando con la P 21 donde torceremos hacia la izquierda en dirección Errachidia, dejando a unos 7 Km. hacia la derecha la ciudad de Midelt. (1.488 m de altitud)

Desde nuestros vehículos podremos contemplar el majestuoso Jebel Ayachi con sus 3.737 m de altitud, que por estas fechas empieza a cubrirse con sus primeras nieves.

Dejando Midelt a la derecha, la carretera se eleva en zig-zag, presentando innumerables vistas panorámicas; después de haber sorteado el Tizin'Tarlrmt (1.907 m), nos encontraremos de pronto con un paisaje presahariano, teniendo que sortear el desfiladero de N'Zala y tras unos kilómetros de recorrido nos encontraremos con el pueblo de Rich, encrucijada de camino y balneario de aguas termales.

Siguiendo por la p 21 a unos 14 Km., cruzaremos el famoso túnel del legionario, tallado en roca calcárea por la legendaria Legión Extrajera. La carretera se cierra bruscamente y discurre en cornisa horadada por los rápidos del río Ziz cuando las tormentas de invierno vierten sus aguas sobre la impresionante cordillera..

Una vez pasado el túnel el paisaje cambia bruscamente y se pueden divisar un cordón de estrechos palmerales y una vegetación propia de los pequeños huertos saharianos, con numerosos ksour que adornan el bello y típico paisaje dándoles formas de innumerables belenes; desde las alturas del puerto se puede divisar el inmenso y bonito paisaje de la presa de Asan Addakhil, que regula las aguas del río Ziz y surte con sus aguas las sedientas tierras de la provincia de Er Rachidia.

El Tafilalet fue en otro tiempo paso obligado de las grandes caravanas de sal, oro, y otros productos que iban a sudan o África negra. En el Tafilalet estuvo situada la antiquísima y legendaria ciudad de Sijilmasa (Rizani) capital de un imperio rodeada de 600 plazas fuertes. Tras una pequeña parada, bien para repostar (vehículo que lo necesite), o para efectuar alguna compra necesaria. Nada más dejar esta linda ciudad el grupo hará su entrada en la zona del Tafilalt y para que contaros! Parecerá que hemos retrocedido el tiempo y que nos hemos situados en los tiempos bíblicos de la antigua Mesopotámia, ya que aparecerán ante nuestros ojos un serpenteante palmeral de cerca de un millón de palmeras que van siguiendo el cursa del Río Ziz por un lado y el del Reherís por el otro, viniéndose a juntar cerca de la ciudad de Erfoud. A 23 Km. de Er Rachidia hay un desvío a la derecha de un kilómetro y medio que nos llevará hasta la Fuente Azul de Meski. Esta fuente nace en una oquedad rocosa y vierte sus aguas en una especie de piscina que devuelve las aguas sobrantes al río Ziz que pasa justo por el palmeral donde se encuentra, en el mismo hay en un precioso pero pequeño camping. Dado la premura del tiempo seguramente tendremos que dejarla atrás. Existe la posibilidad de realizar una acampada libre para el puente de Diciembre, si esta idea es bien acogida de nuestros asociados, ya que por su situación nos permitiría realizar una serie de pequeños circuitos y a la vez disfrutar de la paz y tranquilidad del oasis, que dada la premura de nuestros viajes siempre pasamos de largo; como así mismo de unas jornadas de convivencia, que falta nos hace. Ya a mitad del recorrido entre Er Rachidia y Erfoud los miembros del grupo efectuaran una parada en mirador que existe antes de hacer la bajada hacia Erfoud, para contemplar el magnifico panorama, hacer fotos o tomas de video,etc...........haciendo posteriormente la entrada en el Hotel Xaluca donde se les dá la bienvenida.